top of page

Danza al Sol y Temazcal..??

Actualizado: 22 may 2023


Danza al Sol (Sun Dance) & Temazcal (Sweat - Lodge)


Ambos son rituales de AGRADECIMIENTO y de OFRENDA a la fuerza vital del universo llamado Wakantanka (el Gran Espíritu). Son rituales eminentemente masculinos; sin embargo, en la actualidad también se permite hacerlo a las mujeres.


El temazcal representa La Tierra, la diosa madre que nos sustenta y nos da vida; por eso se piensa que cuando la persona se introduce en él, está entrando en el vientre de la madre tierra y por eso tiene forma de domo con pequeñas dimensiones, representando el vientre materno.

La relajación que se genera en el temazcal, permite a las personas la introspección, reflexión, y este movimiento energético en el cuerpo permite que se purifiquen los pensamientos y se regenere la mente.

Las temperaturas altas favorecen la circulación de la sangre y la activación del metabolismo. Se eliminan toxinas y se queman grasas a través del sudor.


Enrique Botello A.

Danzante al Sol - Corredor de Temazcal - Visionario


La Danza al Sol es una ceremonia espiritual practicada desde hace siglos por algunos pueblos nativos de los Estados Unidos, Canadá y pueblos originarios de México.

La danza del Sol en lengua lakota se llama wi wanyang wacipi, cuyo significado literal es "danza de mirar fijamente al Sol". No se trata de un culto al Sol sino de una ceremonia de "renovación del mundo" y de peticiones de fecundidad.

El ritual sioux comenzaba con la construcción de una cabaña (Sweat Lodge - Temazcal) después se cortaba un árbol que se colocaba en el centro de la danza y sobre él se ponían una serie de ofrendas. La danza se iniciaba el 21 de junio en el solsticio de verano, en general duraba cuatro días y cuatro noches sin comer y sin beber. La danza a pleno Sol es un durísimo sacrificio corporal, además los danzantes soplan constantemente una especie de flauta de hueso de águila, lo que acrecienta la sed. La prueba más difícil tiene lugar el tercer día y recibe el nombre de "Perforación". Para ello el danzante se acuesta sobre una piel de bisonte junto al árbol sagrado, y el jefe de la danza les practica justo por encima de las tetillas, dos cortes paralelos en los que introduce sendas púas de madera; luego anuda en estas púas una cuerda sujeta al poste. Las mujeres están excluidas de esta prueba, pero a su modo también ellas ofrecen un sacrificio doloroso, haciéndose arrancar del brazo algunos trocitos de piel.

En la fase final de la ceremonia, los hombres deben intentar liberarse del poste al que están atados. Con este objeto danzan primero acercándose al poste, para rezar, y luego, alejándose de él sin volverse y echándose bien hacia atrás para tensar la cuerda, con lo que la piel de su pecho se pone también tensa. Ejecutan este doble movimiento tres veces y a la cuarta se dejan caer con todo su peso hacia atrás, desgarrándose la piel y soltándose así del poste. Para los que toman parte activa en la danza del Sol, ésta representa un auténtico sacrificio en su sentido más estricto. Pero incluso los que no se someten al rito de la "perforación", ponen en ella una dura prueba de valor y resistencia física.

No basta, pues, con ofrecer a Wakan Tanka cualquier objeto o animal, sino que la ofrenda ha de ser algo verdaderamente valioso y entrañable para el hombre: su propia carne y sangre.

También en un mito sobre el origen de la danza del Sol se indica con toda claridad que sin derramamiento de sangre no es posible poner genuinamente a prueba la seriedad del participante.


GRACIAS

TEMAZCAL PUERTO VALLARTA


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page